Windows 9 se presentará en abril de 2014

Las actualizaciones de Microsoft no cesan, y para la primavera se espera que Windows vuelva a cambiar de traje, esta vez para dar el salto hacia Windows 9, llamada como «Threshold». Todavía no estamos acostumbrados a Windows 8, y me consta que hay quienes ni siquiera han actualizado esta versión, y ya nos anuncian que para el mes de abril, de nuevo novedades.

Y esto es precisamente una de las cosas que la oposición a Windows más critica, y es que con frecuencia requiere de actualizaciones, y que no son automáticas. Sin embargo, el que no se consuela es porque no quiere, y Microsoft se las apaña para convertir esta deficiencia en toda una fiesta. Con anuncio y como un gran acontecimiento, ya hay quien espera la llegada del nuevo Windows 9.

Expectación creada en torno a Windows 9

La nueva versión viene con nombre propio. Se llama Threshold, y no sabemos si con el fin de hacerse la interesante, pero está previsto que en el evento BUILD 2014 se ofrezcan más detalles. No obstante, todavía el proyecto está en pañales, y necesitan probar bien la nueva versión de Window antes de lanzarla al mercado. Que por cierto, el usuario tendrá la posibilidad de probar hasta tres versiones preliminares que están anunciadas antes de la salida de la versión final del último sistema operativo para escritorio de Microsoft.

Con todo esto, pueden darnos las uvas y llegar al 2015 para conocer efectivamente cómo será y qué nos aguarda finalmente con Windows 9. Como adelanto, nos sugieren que mejora la interfaz de usuario. Se baraja la posibilidad de que esta interfaz esté integrada con ventanas. Se busca ahorrar espacio y ganar opciones. Además, podría acoplar dos aplicaciones en un mismo escritorio.

De todas formas, y aunque seguro que se nos irán colando informaciones, rumores y aperitivos acerca de Windows Threshold, por el momento todavía nos queda tiempo de intentar adaptarnos a la fallida versión 8 de Microsoft. Es precisamente esta reiterativa evolución, que últimamente siempre se salda con insatisfacción por parte del usuario y fallos múltiples, la que ha provocado que muchos navegantes se pasen a otras versiones más sólidas como Linux o Mac.

Microsoft está agotando la paciencia de sus clientes, aunque es lógica su preocupación por estar a la última, sobre todo a juzgar por la clientela que le están quitando las nuevas tecnologías como las tabletas.


Participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

«