Twitter filtra el acceso de los menores a las bebidas alcohólicas

Si los menores de edad no pueden comprar ni consumir alcohol, las redes sociales no van a suponer una barrera para continuar con esa sana prohibición. Twitter se ha propuesto que el mundo anónimo de internet no suponga un camino fácil para infringir las normas, sobre todo si se trata de materias de salud pública. Si bien las marcas de bebidas alcohólicas no pueden controlar quiénes acceden a ellas, a partir de ahora los menores no podrán interactuar en su publicidad mediante Twiter.

Twitter filtra el acceso de los menores a las bebidas alcohólicas mediante una serie de nuevos filtros. De manera que, cuando un usuario quiera acceder a una cuenta de una marca de bebidas alcohólicas, para pulsar «follow» o «seguir» necesitará unos datos acerca de su fecha de nacimiento. Los datos ofrecidos, si bien no serán almacenados por Twitter, sí que pasarán a terceros para realizar gestiones de marketing.

Todopoderoso anonimato en internet

Internet se presenta como un mundo lleno de posibilidades y una jungla para jóvenes que pueden navegar y navegar sin control alguno. La idea de Twitter es buena. De hecho Cruzcampo ya la utiliza en su web, especialmente para las promociones. Pero siempre hay que contar con la maquiavélica y pícara mentalidad adolescente, que haciendo acopio de sus escasos conocimientos matemáticos, sí que al menos le alcanzarán las cuentas para colocar la fecha de nacimiento que mejor le salga en cuenta.

Quien esto escribe ha probado a abrir una cuenta falsa en alguna red social y, pese a colocar una fecha de nacimiento ficticia, tanto como el nombre, la foto y los datos, nadie me ha impedido operar con ella. Fue un experimento, pero que muchos usuarios llevan por costumbre, la de crear varias cuentas, algunas incluso con datos de fallecidos para algo así como mantener viva su memoria.

No obstante, siempre hubo picaresca, y para combatirla se impusieron las normas. Eso sí, como en política, picaresca y normas son la pescadilla que se muerde la cola. Como el perro, hablando de cola, que persigue su rabo y lograr darle alcance, pues como dice la canción: «Cuando yo vengo, tú vas». No obstante, el filtro de Twitter que filtra el acceso de los menores a las bebidas alcohólicas en internet, es una idea loable.


Participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

«