Televisores 4K a bajo coste con Polaroid

Quienes se quedaron con las ganas de probar los televisores 3D, que sepan que, según los consumidores, tampoco han valido tanto. De hecho, incluso los califican los expertos como un fracaso. Las imágenes tridimensionales nos atraen en la gran pantalla, y sin embargo, no han logrado enamorarnos cuando intentamos disfrutarlos a escala pequeña. Pero la tecnología, y las ideas, se reinventan y ahora lo último el aparatos de televisión son los televisores 4K. Si el precio era un inconveniente, Polaroid nos lo acerca, pues ha lanzado al mercado un modelo a bajo coste.

Son Polaroid y Empire Electronic quienes están trabajando en este proyecto. Consistirá en televisores 4K con una pantalla de 50 pulgadas y por un precio, al menos que nos permite soñarlo, y si somos caprichosos, comprarlo finalmente, y es que cuesta  1.000 euros. Lo que no han trascendido son detalles de fabricación, pero los estadounidenses, donde se prevé que saldrá primero a la venta, ya se están frotando las manos, sobre todo los muy cinéfilos.

Resolución 4K para imágenes

Son el número y distribución de píxeles los responsables de cómo veamos nosotros la imagen en un televisor. De ahí que 4K haga referencia a los 4.000 píxeles en su relación horizontal, es decir, en su relación de aspecto. Sus características permiten al espectador observar hasta 4 veces más detalles que en las pantallas de alta definición. En definitiva, que asistimos a un permanente mejoramiento de las tecnologías que nos ofrecen imágenes más nítidas, y realistas.

La resolución 4K tiene seguidores y también detractores. Entre quienes gusta de este formato, destacan que ofrece colores casi perfectos, y más fieles a la realidad, aparte las imágenes son más rápidas, y el sonido más vibrante. Por contra, los detractores, encuentran que estos dispositivos sólo suponen un derroche de dinero, y es que para disfrutarlos, faltan contenidos y también soportes con formato compatibles.

Quizá con el nuevo modelo a bajo coste de Polaroid, las opiniones en contra se suavicen, y es que su valor de 1.000 dólares, está mucho más al alcance del bolsillo que desde luego los modelos ya existentes lanzados por Sony o Samsung que pueden llegar a costar hasta 5.500 dólares.


Participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

«