Según Forbes, Apple vale el doble que Microsoft y Google

Pensábamos que poco se podía hacer contra el gigante Google ni contra el imponente Microsoft, sin embargo la fuerza de Steven Jobs definitivamente se deja notar en el sector de la informática. Al menos eso revela la revista Forbes, una de las publicaciones más prestigiosas del panorama empresarial y entiende sobre éxitos financieros. Según un artículo publicado, la marca Apple se lleva el liderazgo.

No es la primera vez. Tal vez porque Microsoft ya nos suena a antigua y la gracia de Bill Gates nos resulta demasiado obsoleta en una sociedad tan ingrata en lo que al consumo de la informática se refiere, que a día de hoy, preferimos los productos de la rival Apple. Un fenómeno que lleva sucediendo desde hace tres años, cuando se coloca por encima en la clasificación de las marcas más valiosas del mundo. Tanto que supera incluso a Coca Cola.

Coca Cola es, por cierto, la única empresa no tecnológica que se cuela en el ránking de negocios más exitosos del mundo y del momento, que ya comprobamos que la fama es efímera, salvo casos excepcionales, como que te llames Bill Gates, Steve Jobs, Sergey Brin o Larry Page, fundadores estos últimos de Google. El valor de Apple asciende a unos 104.300 millones de dólares aproximadamente, frente a los 56.700 de Microsoft y los cerca de 55.000 de Coca Cola.

Motivación, mensajes y satisfacción

No sabemos si el éxito creciente de Apple se debe al poder de la motivación que, en su día, su fundador, Steve Jobs, puso en la empresa, o a sus mensajes, un canto al mundo emprendedor y a la vida, convertido por muchos en un ejemplo  a seguir. O sólo se explican en base a su buen hacer y la satisfacción que proporciona la marca  a sus clientes. Y es que aunque Jobs ha dejado vacante su silla, el espíritu de servicio continúa presente en cada nuevo proyecto, tanto así que la última hora de Apple es que ofrecerá reparación gratuita a sus clientes de iPhone 5S y iPhone 5C.

Hablar de Apple es hablar de éxito e ilusión en el sector tecnológico y en el mercado financiero. Tanto como cambiar, o al menos desbancar ese dulce y deseado líquido negro burbujeante que es Coca Cola, por una manzana de oro.


Participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

«