Más de la mitad de los españoles contratan viajes online

Si por algo se inventó internet fue para hacernos la vida más cómoda, fácil, ahorrar tiempo y eliminar barreras geográficas entre otras cualidades que, seguro se nos ocurre si nos paramos por unos minutos a reflexionar acerca de las muchas virtudes que nos ofrece la vida en red. La primera usuaria que probó internet, fue una anciana que lo hizo, haciendo uso de un plan de gobierno para mejorar el bienestar de los ancianos, para hacer la compra sin moverse de su sillón. Hoy la mayoría de la gente contrata viajes online.

Mucho asombro tuvo la abuela pionera en esto de comprar online, y es que no todos los días la libran a una de salir a la calle, con el frío, el calor y el cansancio de la edad a realizar la compra. Muchos abuelos salen a la calle solo porque necesitan llenar su despensa. Si así de sencillo como mágico, y especialmente útil fue aquél invento, hoy en su evolución no hay transacción que se nos resista en internet. Más de la mitad de los españoles contratan viajes online.

Viajes online: mejores precios y oportunidades

No se trata únicamente de comodidad, aunque en parte esta pereza humana tiene mucha culpa en que se hayan extendido los usos burócráticos de internet. Contratar viajes online nos permite encontrar las mejores ofertas, con diferentes opiniones y opciones sin marear a la señorita de la agencia de viajes. Otra ventaja es que nos permite vigilar los precios y ahorrar al máximo con las promociones, rebajas y movimientos de precios.

Por cifras, son los hombres quienes están más habituados a realizar trámites en línea. Pero no sólo el billete para el transporte y el destino y sus condiciones son aspectos que se traten relacionados con los viajes online. También se incluyen las operaciones de transacciones de comercio electrónico.

En lo que todos coinciden es en que prefieren la vía de internet porque de este modo, ellos mismos pueden controlar todo y decidir, mientras que los intermediarios les inspira una gran desconfianza. En estos tiempos de mirar hasta el último céntimo del bolsillo, uno no se puede fiar de nadie.


Participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

«