Fraudes en red

A las maravillas de Internet para toda la población, hay que sumar las innumerables e inimaginables para los usuarios habituales, que los timadores y expertos del fraude encuentran por sus redes y amparadas por un aparente vacío legal. Afortunadamente, cada vez existe más regulación. Sin embargo, y sobre todo en estas fechas, la astucia y la picardía se adelantan a cualquier intento de control jurídico y consigue embaucar a los más inocentes, o despistados. Ninguno quedamos libres de acabar siendo presas de fraudes en red.

En fechas navideños somos más sensibles a aceptar ofertas y promociones, pensando que el espíritu navideño se ha adueñado de los comerciantes y que han decidido sembrar la red de regalos y ventajas para nosotros dejándose llevar por un sentimiento de solidaridad, paz y amor. Pero nada más lejos de la realidad. Las compras multitudinarias y el hambre de emociones nuevas y originales nos conduce a los timadores fácilmente. Así, la próxima vez que veamos una web de regalo, tendremos que movernos con mucho cuidado.

Pero no sólo comprando podemos ser parte de fraudes en red. También lograrán timarnos si decidimos descargar ciertas aplicaciones. Y es que éstas, en realidad, no son tales, sino que contiene software malicioso que roban nuestra información, y mucho ojo porque también peligra la información de nuestros amigos cuando interactuamos con ellos. La forma más segura de evitar este fraude, es comprar la aplicación en tiendas oficiales.

Timadores sin escrúpulos

No sólo comprar en línea nos expone a fraudes, sino también los cacos meten el morro y las manazas en asuntos en los cuales dejan patente su falta total de escrúpulos, como por ejemplo, a la hora de enviar postales navideñas personalizadas y felicitaciones electrónicas, además de las organizaciones benéficas. Logotipos falsos, textos con nombres parecidos de reconocidas Organizaciones No Gubernamentales

Los fraudes en red no descansan en fiestas, al contrario, pues según en qué fechas tienen su agosto hecho, como ahora en Navidad. Comprar en rebajas, viajar de gorra y montar una empresa, pero también ayudar a quienes lo necesitan. A fin e cuentas lo que uno y otro portal busca es que finalmente termines por ceder tus datos bancarios


Participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

«