El proyecto Janus y el reconocimiento facial

Ya hace un tiempo que escuch√© hablar de √©l, y ahora vuelve a salir a la palestra porque la agencia IARPA, de los Servicios de Inteligencia estadounidense, est√°n trabajando en este programa para incorporarlo a sus m√ļltiples sistemas de control en el √°rea de la seguridad estatal y ciudadana. No obstante, todav√≠a les quedan cuatro a√Īos de duro trabajo para perfeccionarlo, pero el proyecto Janus, del que oiremos y conoceremos m√°s a partir de la pr√≥xima primavera. Esta pantalla de reconocimiento facial, que estudia las formas y estructuras de las caras, servir√° para reconocer ¬†a personas, y por supuesto, para captar delincuentes.

Los Servicios de Inteligencia de Estados Unidos quieren ampliar las opciones y par√°metros que hagan posible detectar la identidad de una persona mediante un reconocimiento facial autom√°tico. El¬†sistema no es ninguna banalidad, y se busca en √©l las mayores garant√≠as y que se convierta en un instrumento realmente eficaz, para lo cual, incluso tendr√° en cuenta el paso del tiempo para a√Īadir factores de envejecimiento a las im√°genes, y tampoco ignorar√° detalles que son peque√Īos pero relevantes, como las variaciones de luz.

Cómo funciona el proyecto Janus

Si el tema de estudiar medidas y proporciones está de moda para lograr el reconocimiento de las características corporales y faciales humanas, en este caso, y a diferencia de los estudios antropomórficos del sujeto, no va a llamarnos a los ciudadanos al azar para clasificarnos en distintas categorías humanas, como hacen los ministerios de sanidad para dar cumplimiento efectivo a la normativa de unificación de las tallas de ropa.

A diferencia de aqu√©llos, en el proyecto Janus, la pantalla de reconocimiento facial funciona mediante el estudio y el an√°lisis pormenorizado de la morfolog√≠a de la persona, atendiendo a sus gestos y expresiones que vienen determinadas por la estructura del esqueleto y los m√ļsculos √ļnicos y exclusivos de cada individuo.

De d√≥nde van ¬†a sacar las im√°genes de nuestros rostros, especialmente si somos criminales, puedes imaginarlo. Las c√°maras de seguridad, fotos de los tel√©fonos m√≥viles y v√≠deos de noticias ser√°n algunas de sus m√ļltiples fuentes de datos. De este modo, cada persona tendr√° su propio mapa facial. Eso s√≠, al servicio de los Servicios de Inteligencia.


Participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

«