Confide para mensajes secretos

Aqu√©llas personas que tengan un amante, o si son ¬†ustedes esp√≠as est√°n de enhorabuena. Porque una de las √ļltimas tecnolog√≠as m√°s ca√Īeras, es un servicio de mensajer√≠a que destruye los mensajes, una vez estos hayan sido le√≠dos. De este modo, si tienen miedo de que sus palabras y confidencias caigan en manos peligrosas, ya pueden quedarse tranquilos. Y es que por veloz que sea la persona en cuesti√≥n, le ser√° imposible leer nada, pues apenas son cinco segundos los que tarda en producirse la destrucci√≥n del mensaje. Se trata de Confide. Viene a mejorar a su antecesor, Snapchat.

Tengo que hacer una confesión, y seguro que a más de uno de ustedes, esto le ha sucedido también alguna vez. Y es que por error, envié un mensaje a una persona que no era la destinataria inicial a quien pensé enviarle mis confesiones. Pueden imaginarse el mal rato que pasé. Imaginación al poder para inventar excusas que justificasen semejantes palabras, antes que admitir que me había equivocado.

Conversaciones secretas

Pero ¬†ya, que uno es perro viejo y va almacenando sabidur√≠a en su interior, hay otros usuarios que han sufrido el temido espionaje de sus mensajes. Ya sea una ¬†pareja celosa, unos hijos curiosos, unos compa√Īeros trepa, un jefe controlador, o un amigo cotilla, a partir de ahora podemos quedar vacunados frente a ellos, porque contamos con un servicio de mensajer√≠a secreta anti esp√≠as.

Confide es un servicio de mensajería instantánea, como su propio nombre indica confidencial. Lo bueno de él es que, una vez leído, se borra, a diferencias de otros servicios de mensajería donde nuestras conversaciones quedan almacenadas. Y además, por si las moscas, tampoco permite realizar capturas de pantalla.

Pero el mensaje queda a prueba de curiosos con todav√≠a m√°s refuerzos. Y es que las palabras son ocultas, y para leerlas, hay que deslizar el dedo sobre una determinada zona. En resumen, que tu interlocutor y t√ļ os comunic√°is poco menos que en un idioma secreto, e invisible para terceros.

Para evitar malas intenciones, sus creadores apuntan a que se trata de una herramienta valiosa, por ejemplo, para periodistas, que deben guardar la confidencialidad de sus fuentes. Sin embargo, cualquiera que eche a volar la imaginación.


Participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

«