Apple compra PrimeSense

Apple continúa en expansión más allá de Steve Jobs. Tal y como el padre de la manzana mordida lo hubiera deseado, su empresa continúa la senda del crecimiento. Lo hace con una estrategia habitual en el mundo de los negocios y normalmente exitosa, que consiste en comprar otras empresas que ya estén en declive y que, en su momento, consigan despegar gracias al apoyo y los recursos de la empresa compradora. En este caso Apple ha comprado PrimeSense, empresa tecnológica conocida por haber creado el sensor Kinect de Xbox.

PrimeSense es una empresa israelí especializada en tecnología de sensores en tres dimensiones. Apple se mete de lleno en terreno de Microsoft, pues el negocio de Bill Gates se benefició de las virtudes evidentes del sensor de movimientos Kinect, al permitir el revolucionario adelanto de que los movimientos de los jugadores pudieran ser incorporados al juego.

Pero también ha trabajado PrimeSense para la telefonía móvil, nuevamente con sus sensores. Destaca en este sentido el modelo Capri y otros componentes hardware destinados a capturar el movimiento en diferentes dispositivos. Toda una revolución tecnológica que a buen seguro Apple sabrá aprovechar.

La compra de PrimeSense, deseo cumplido de Apple

De momento no han trascendido los detalles de la operación. Y aunque el único justificante que se ha dado a la prensa para argumentar la compra ha sido que a Apple le gusta comprar empresas pequeñas, lo cierto es que esta adquisición es la materialización de un antiguo deseo. Desde el verano lleva la empresa que fundara Steve Jobs detrás de cerrar este negocio. No obstante, y aunque lo bueno se hace esperar, tras cinco meses de conversaciones PrimeSense ya forma parte del patrimonio de Apple.

La transacción se ha cerrado por una cifra nada desdeñable, al menos para el común de los mortales, 350 millones de euros. Aunque la cantidad parezca elevada, hay que tener en cuenta que para una de las empresas más poderosas del mundo, como es Apple, ese dinero es pura calderilla. ¿Será PrimeSense una golosina? Sin duda muy golosa ha de ser la próxima tecnología que Apple podrá desarrollar a partir de ahora.

El éxito de Kinect, aunque levantó muchas expectativas, tampoco logró convencer a parte del público de las consolas. Fue el primer dispositivo que abogaba por jugar de manera activa, cuidando así la salud de los jugadores quienes, por primera vez, eran motivados a levantarse del sillón y mover algo más que los dedos para jugar la partida. Pero los beneficios de Kinect no se ciñen sólo al mundo de las consolas. Hay muchas más aplicaciones posibles que ya está explorando la propia Microsoft.

En cualquier caso, y conociendo cómo se las gasta Apple con sus productos, no nos cabe ninguna duda de que en un futuro próximo veremos alguna maravilla de la empresa de la manzana, aderezada con tecnología de detección de movimiento.


Participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

«